Programas

Nuestra espiritualidad consiste en la contemplación del Anonadamiento de Cristo y la ternura de Santa María Guadalupe