San José

Es importante porque nuestros niños internos y las religiosas acudían a San José como Padre del Niño Jesús.

Siempre él fue padre providente cuando tenían necesidades y hasta la fecha, acudimos a él por que es protector de nuestra Congregación.