MENSAJE DE INICIO DE CURSO

Guadalajara Jal.

5 de septiembre de 2107

ESTIMADAS HERMANAS, PADRES DE FAMILIA, PROFESORES, ALUMNOS Y PERSONAL QUE COMPARTE CON NOSOTRAS LA MISÓN DE EDUCAR Y FORMAR A NUESTROS ALUMNOS

 

Dios nos ha concedido la gracia de iniciar un ciclo escolar más, por ello, reciban mi saludo cordial, así también elevo oraciones a Dios, pidiendo por cada uno de ustedes y deseando que el colegio no sea un lugar donde sólo se aprenden conocimientos y habilidades, sino también sea UN ESPACIO DE ENCUENTRO CON LA PERSONA VIVA DE JESUCRISTO quien da verdadero sentido a nuestra vida. Que Él vaya moldeando nuestra mente y corazón en mejores personas y auténticos cristianos capaces de transformar el entorno en que vivimos.

Nuestra sociedad cada día se aleja de los verdaderos valores morales y cristianos, por ello, los invito a cada uno a colaborar de manera positiva transmitiendo alegría, optimismo, amor, paz, responsabilidad en las tareas que realizamos en casa y en el colegio.

No perdamos el rumbo ni la esencia de nuestra vida: SER PERSONAS QUE SE SIENTEN AMADAS POR DIOS Y ACRECIENTAN EL AMAR A LOS DEMAS, el mundo se transformaría si reinara el amor (San Juan XXIII)

Que Madre Santa sea su mejor modelo en la práctica de la amabilidad y la bondad de corazón para acercarnos más a su Hijo Jesús que es la perfección del Amor.

 

SU HERMANA Y SERVIDORA EN CRISTO

R.M. Ramona Eugenio María. M.G.

Superiora General